Solicitud de exención de IVA en nuestra actividad y CUOTA REDUCIDA de AUTÓNOMOS para ASTRÓLOGOS.

09/03/2019

 

 

La Astrología y su actividad profesional, va enfocada fundamentalmente en estas dos direcciones:

 

  • Enseñanza de la Astrología, educador y/ o formador.

  • Asesoramiento a PF y PJ

Y cuenta con una gran dificultad, y es la relativa a la fiscalidad en España, porque nuestra actividad, cuenta con el siguiente escenario:

 

  • No es considerada como educación oficial y reglada, por lo que no se puede beneficiar de la exención de IVA como en otras materias de educación.

  • A nivel de cotizar como autónomos, por su asesoramiento a particulares y empresas, y su enseñanza, no cuenta con bonificaciones especiales, ni tarifa reducida, a pesar de vivir una discriminación constante y continua en su actividad profesional

 

Estos dos escenarios complican bastante que hoy en día un astrólogo, que normalmente ejerce su actividad de forma global ( por lo que tampoco se puede beneficiar de las reducciones en municipios de menos de 5.000 habitantes) y que no atiende a diferenciación por edad o sexo, pueda plantearse hacerse autónomo o no.

 

Además, un alto porcentaje de astrólogos ejercen su actividad ya en otras áreas, ya sea por cuenta ajena o privada, por lo que no les compensa.

 

Y otro de los problemas, es que al estar nuestra actividad “ fuera del sistema imperante “ basado en el canon científico actual, pues provoca la entrada fácil de el fraude y la estafa, y el intrusismo profesional en nuestra actividad.

 

Por otro lado, a pesar de estar fuera “ del sistema imperante”, es obvio que es una actividad que refleja una gran demanda social, es decir, que es necesaria en cuanto muchos particulares y empresas demandan esos servicios.

 

Por ello, la dificultad para hacerse autónomos, sobre todo aquellos astrólogos que comienzan al principio con pocos ingresos, en los que muchas veces al principio el ingreso mensual no supera ni siquiera la base mínima de cotización, hace que muchos de ellos se echen para atrás, porque se piensa que "cuesta más el collar que el galgo", y eso provoca que no se sepa o se desconozca cuantos astrólogos hay en realidad en España, sobre todo, como he dicho antes, porque muchos de ellos ya tienen su otra actividad profesional o son licenciados y trabajan por cuenta ajena en otro sector.

 

Y el otro problema, al estar fuera del sistema, es que el astrólogo ha de poner un precio en su consulta bastante ajustado, porque cuenta con la dificultad del reconocimiento social, es decir, que su trabajo a nivel social no sea valorado, por lo que normalmente los servicios que cobra son bastante inferiores, como profesional en lo suyo que los que cobran muchos otros profesionales, y eso provoca igualmente la no llegada a la base mínima de cotización en muchos de ellos. 

 

Con las recientes medidas del Gobierno de sacar ahora las pseudoterapias fuera del sistema de salud también ( como ocurrió en el pasado con los astrólogos, considerados pseudocientíficos) pues ocurrirá lo mismo en esos otros profesionales. Muchos de ellos dejarán de cotizar o de declarar el IVA, al no quererlos el sistema con ellos.

 

Y esto es una realidad, que nuestros políticos han de ser muy conscientes.

 

En nuestro caso concreto, nuestra la labor astrológica en si, que si que es algo muy concreto y que no se relaciona con otro tipo de pseoudociencias o pseudoterapias, ( solo en que han sido englobadas dentro de esos grupos, pero no comparten ni la forma de realizar la actividad, ni el corpus de conocimiento que hay detrás, ni nada) podríamos decir que estamos sencillamente en el “limbo” o en “tierra de nadie” porque nos expulsaron del sistema, sencillamente. Pero a pesar de eso, se nos necesita en el sistema.

 

Tremenda paradoja, y tremenda situación, somos parias sin hogar, que no somos bienvenidos, pero si demandados, bastante complejo es.

 

Al menos el Estado debería proteger esta situación, porque no todo aquello que está fuera del “ canon científico imperante “ es necesariamente nocivo o perjudicial. Y sino, que le pregunten a quienes demandan nuestros servicios.

 

Por mi parte, en nombre de esta plataforma que administro, solicito a nuestros políticos:

 

- Exención de IVA en la enseñanza y consulta astrológica, en el caso de la enseñanza, aunque no sea reglada y oficial, se trata de una “ educación informal” pasada de generación en generación, con un corpus de conocimiento desde el principio de los siglos, que, al menos para el conjunto de la población, ante todo es conocimiento cultural. En el caso de la consulta, es la mejor forma de favorecer a toda aquella ciudadanía necesitada de nuestros servicios, en donde para ellos, este tipo de servicios son considerados como servicios “ necesarios” y que en nada tiene que ver con comprar un electrodoméstico, un vehículo, o ir a un restaurante.

 

- Cuota muy reducida de autónomos para el colectivo de astrólogos, al menos con un horizonte temporal mínimo de 5 años, y que luego sea progresiva, o que luego vaya en función de los ingresos realmente percibidos, y que, dando igual si los mismos sean mayores o menores de 30 años, o trabajen en pequeños municipios o en grandes municipios,o por consulta presencial o por videoconferencia ( implicación global) o que puedan o no acogerse a otras bonificaciones ( como ya recoge la ley, minusvalía, baja por maternidad etc. ) hacen una gran función social, con precios muy bajos en sus servicios, ( debido al concepto que se tiene socialmente de nosotros transmitido por los medios de comunicación o por el sistema científico actual, completamete erróneo, dado que la Astrologia no es fraude, no es estafa, no es adivinación, es simplemente algo que todavía la Ciencia no ha podido averiguar como o porqué funciona ) atienden a colectivos que algunas veces se encuentran en una situación fuerte de desigualdad.

 

Además, esto último, animaría a muchos de nuestros valientes astrólogos a cotizar, a aportar al sistema de pensiones, y a regularizar su situación, que ahora mismo está, “ en tierra de nadie”.

 

Porque, nuestro Estado tiene que entender una cosa, toda pseudo-terapia, así como toda pseudo-ciencia , en el momento en que se decide sacarla del sistema ( que en ese asunto, yo no me meto, dado que la ciencia, a la que respeto mucho, tiene mucho peso hoy en día, a pesar de haber hecho ella también en ocasiones tremendas barbaridades) provoca con esa acción dos problemas:

 

  • Que muchos de esos profesionales se salgan de sus obligaciones fiscales, o desconzcan como hacerlo, por la discrminación natural que se produce ante ello, por lo que el Estado tiene cierta responsabilidad indirecta en ello.

  • Que entre el intrusismo profesional ( desde un punto moral, no académico) en esas actividades. Y esto es lo que genera el fraude y la estafa en la profesión, cuya responsabildiad es solo estatal.

 

Aclaro que a nivel particular, yo no tengo ningún problema con el hecho de que a la Astrologia se la denomine Pseudo-ciencia, lo que abogo, es porque a esa denominación dejemos de darle un “ sentido “ peyorativo”, dado que no debería tenerlo, porque el fraude viene solo por sacarla del sistema, no porque exista, ( en este caso, “ el orden de los factores si altera el producto”, curiosamente).

 

Por tanto, solicito que para nuestra pseudo-ciencia, la " Astrología", haya exención de IVA y cuota reducida de autónomos.

 

Y es que somos profesionales, somos necesarios y aportamos un valor social, y sobre todo, mucho valor social a todas aquellas personas anónimas que nos consultan y que ya tienen de por si gran complejidad social o están pasando por ciertos momentos puntuales de desesperación y necesidad de orientación.

 

Y somos necesarios incluso en las Instituciones, esta es nuestra mejor utilidad social, y no lo es tanto ( o no debería serlo)  atender a personas poderosas o a ciertos núcleos de poder ( quienes, por secreto profesional, no debemos mencionar) que se benefician a título particular de nuestra labor, en vez de volcarlo en una sociedad plural que lo necesita. 

 

Y tenemos los mismos derechos que el resto de ciudadanos, la Ciencia no puede ni debe, con todo lo que yo la respeto como tal, entrar a valorar cuestiones morales como estas, sobre lo que esta bien y lo que esta mal, ni entrar a valorar lo que es ser un buen profesional, y sobre el que no lo es, o definir en que sentido unas profesiones son éticas o no lo son ( dado que al sacarnos del sistema, pasamos de forma indirecta a estar englobados dentro de las llamdas “profesiones fraudulentas,” pero que tienen su casilla de IAE en Hacienda, pero ya expliqué yo de donde sale ese fraude), porque la ética, esta en el individuo, no en la profesión, que es bien digna. 

 

Ese no debe ser su cometido. Ella, la Ciencia, esta solo para asuntos científicos. Nada más.

 

 

Please reload

En este espacio se indicarán artículos de astrólogos con responsabilidad social o informes de progreso de astrólogos comprometidos 

Artículos de Astrólogos con responsabilidad social

10/10/2015

1/1
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Archive
Please reload

Posts Destacados

Astro&ideas S.L. CIF B87018206.         info@astro-ideas.com

  • Facebook - Black Circle